Estás en: INICIO

Viajar a Moscú

MOSCÚ

Capital de la Federación Rusa. Se sitúa en el centro de la extensa llanura rusa, a orillas del río Moscova, del que recibe su nombre.

Anteriormente también fue capital de Rusia durante el Imperio Ruso, hasta 1712, cuando Pedro I el Grande decidió trasladar su corte a San Petersburgo, pero con el estado soviético recuperó la capitalidad.

¿Qué visitar en Moscú?

• El Kremlin

Kremlin significa fortaleza y se trata del monumento por excelencia de la ciudad. El monumento data de 1156 y está situado al norte del río Moscova. Cuenta con una muralla de piedra de 21 metros de altura, coronada por 20 torres.

El gran palacio fue obra del zar Iván III el Grande, quien además ordenó levantar muros defensivos de ladrillo alrededor de toda la fortaleza.

El palacio alberga cuatro palacios: El Arsenal, el Gran Palacio de Kremlim y la Armería y a cuatro catedrales: La Catedral de La Asunción, la Catedral de San Miguel, la Catedral de la Anunciación, y la Catedral de los Doce Apóstoles.

El Gran Palacio del Kremlin, finalizado en el año 1849, es la estructura más impresionante dentro del recinto.

En la actualidad, el palacio del Kremlim se utiliza como residencia de jefes de estado y para las grandes recepciones diplomáticas. Para visitarlo hace falta un permiso especial.

• Plaza roja (Krásniy)

Se trata de la típica postal rusa. La conocida como la "Bella Plaza" o "Plaza Roja" es la plaza más famosa de Moscú y de toda Rusia, además de una de las más grandes del mundo debido a su superficie (75.000 metros cuadrados).

Los monumentos más importantes que se encuentran en la plaza son el patíbulo, el mausoleo de Lenin y la famosa catedral de San Basilio.

Se puede considerar como el centro de Moscú, ya que desde una vista panorámica de la plaza parten las principales avenidas de la capital rusa, además de multitud de paradas de autobús y líneas de metro.

En épocas anteriores la plaza Roja se convirtió en el escenario de diversos eventos, tanto religiosos, como laicos.

La catedral de San Basilio, una de las catedrales más famosas de Rusia. Situada en la Plaza Roja, fue construida entre 1555 y 1561, bajo la orden del zar Iván el Terrible para conmemorar la conquista del Janato de Kazán. El templo está formado por nueve capillas que se fusionan en una. En un principio recibió el nombre de la Intercesión. Recibió su nombre actual tras dar sepultura a los restos de San Basilio.
Se trata de una catedral de gran riqueza arquitectónica, ya que es conocida mundialmente por sus cúpulas en forma de bulbo (acebolladas) y por sus torres ornamentadas de forma muy colorida, lo cual las hace muy llamativas.

• Teatro Bolshoi

Se trata de otra de las referencias obligadas para todo visitante de Moscú, ya que es el más célebre de la los teatros rusos.

Fue constuido por Mihajlov y Bove entre 1824 y 1824. Y tuvo que ser reconstruido en 1856 tras un incendio que acabó prácticamente con él.

El Gran Teatro está decorado en blanco y oro con butacas de terciopelo rojo con un aforo de dos mil trescientas plazas. En la ciudad hay otros teatros de mayor aforo, pero la grandeza del Bolshoi se debe a su gran riqueza histórica.


O bien, ponte en contacto con nosotros

902 884 666

Estaremos encantados de antenderte

HOTELES EN RUSIA